Ir al contenido principal

ADIOS A LAS FALLAS

Finalizaron las fallas. Ya pasó la festividad del día de San José, el día del padre. El día en que giran siempre las Fallas de Valencia. Una Ciudad con la que cada vez simpatizo más y me transmite también muchísimo encanto, pero sobretodo, mucha música. 

De todos es sabido que Valencia es la ciudad de las Fallas, del fuego, de la pólvora y los pirotécnicos, pero para mí lo más importante es que Valencia es la cuna de las Bandas de música. Como prueba de ello, en la mayoría de las familias es tradición que los niños desde que son muy pequeños, vayan al conservatorio, y tal vez desde ahí venga todo. 

Este año he llegado en el ecuador de la fiesta, ya que asistí al estreno de mi obra "Servorum Mariae" por la Banda de Coria del Rio en Santa Marina (que después de Semana Santa con tranquilidad publicaré una entrada sobre ese día) y también estuve en una cita que no podía faltar: El concierto de la AM OJE de Salamanca y el Cuarteto Arpeggione (algo ya indescriptible que en breve también publicaré aquí).

Os tengo muy en cuenta, hablaba de las fiestas que ayer terminaron: Las fallas de Valencia. Hablaba de la Música y la afición a la pirotecnia, etc. Pues a continuación vamos a ver un espectáculo de todo ello: Una sinfonía que alude a las "mascletas" de esta ciudad. Muchos percusionistas se concentraron en la estación de Valencia, para ofrecer este homenaje de V.Caballer, espero que os guste:



Y aquí os dejo el making-off, para que veamos con el cariño que se hizo:




¡ Nos vemos en Semana Santa !

Comentarios

Entradas populares de este blog

Y ALARCOS SE HIZO REALIDAD

Si en una entrada hablaba de causalidades con ALARCOS y todo lo que rodeaba este proyecto con amigos en común, lo que viví el pasado sábado sería un sueño como la Ciudad dónde se presentó: REAL. Muy real y noble por la forma de hacer sentir a más de mil corazones presente la hermandad, y el amor que desprende esta familia que gira en torno a su música.  
Y su música no es más que un fiel reflejo de lo que son: humildad, tesón, alegría, bondad, elegancia, y un sin fin de adjetivos similares. Por ello, organizaron con sigilo y mucho mimo este evento donde el corazón de sus músicos estaban muy presentes, también estaba lleno de pasión y... si hablamos de pasión tenemos que hablar de Victor M. Gcía. Rayo que vino muy bien acompañado de su adorable esposa y de Manuel Esteban. Victor llevó su palabra y llevó el acto a su punto más excelso donde el corazón lo dejó llevar y el arte puso lo demás. 
El acto tuvo además de su música, un espacio para agradecer a todos los que habían participado …

REFLEXIONES MUSICALES CORDOBESAS

El tiempo es el mejor aliado de la comprensión. Pero es un poquito lento diría yo... Nos delata quien lleva razón, quien aprende, destapa la personalidad e intención de cada uno, y pone a cada uno en su sitio. Pero de nuevo digo que es un poquito lento... El problema es, que como el tiempo pasa y pasa, cuando llega el turno de conseguir la razón, pues es complicado que te la den, porque el mejor recurso como excusa del paso del tiempo es el olvido. Y como el tiempo lo cura todo, pues aquí paz y después gloria. 
Desgraciadamente, tengo (o tenemos porque cada uno lleva su historia) que luchar contra esto en distintos aspectos. En el terreno musical, como en todas las facetas del arte, las buenas obras no son comprendidas al principio. Luego con el paso del tiempo si son buenas, maduran y crecen para mayor deleite de todos. Hay una frase de Clement Grenberg que dice:
"Todo arte profundamente original parece feo al principio"

Y curiosamente no quiero hablar de esto ni mucho menos…

Feliz día de la Música

Hacía tiempo que no escríbia en mi humilde blog, que tantas vivencias y reflexiones me ha dado. Ahora que estoy en un momento de relax en mi Serva la Bari, Aunque en breve me voy a Archidona a dirigir a los marineros de la "AM Virgen de Gracia". Quiero hablar en este día de la música de la curiosidad de su santa Patrona: Santa Cecília. Que por cierto hablaba el año pasado en otra entrada
Me ha asombrado un cuadro pintado por Max Ernst, un pintor surrealista de principios del siglo XX (1923). Cecilia está representada de perfil. Está medio encerrada en una estructura de mampostería.
Con ello, Max Ernst subraya la analogía entre la ceguera y los atributos habituales de la joven santa que hemos comentado más arriba (su mirada hacia arriba para representar la comunicación con la música celestial). En este cuadro del siglo XX el piano no tiene teclas, es como un piano “invisible”. La imaginación y la fantasía creadora de los pintores liberan progresivamente de las representac…