LAS PUERTAS DEL CIELO




Nos aproximamos cada vez más a nuestra Semana Santa, y afortunadamente puedo disfrutar no sólo de la sevillana sino que he contado para esta ocasión con el enorme privilegio de recibir un encargo de una hermandad manchega (que por cierto y como muchos sabéis, mi música cae en gracia en las dos Castillas de España) en concreto hablo hoy de la “Antigua y Venerable Hermandad Penitencial de Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima del Amparo en su Gracia y Esperanza” que gracias a cinco hermanos (Mariano, Jose Manuel, Jesús, Luis Enrique y Antonio) escucharán este próximo domingo de Pasión esta marcha procesional por las calles de Ciudad Real con la interpretación de la "AM Virgen de los Reyes"

Según me comentaron, un momento que impresiona bastante viendo esta imagen del conocido imaginero Antonio Illanes, es cuando pasa por las Puertas de su templo. Y bendita casualidad la mía (o causalidad) que me rondaba una inspiración que quería plasmar: El instante o tránsito de la muerte a otra vida, la que nos espera en el cielo. 

Fue una conversación que recuerdo con mucho agrado y que me transporta a un momento inolvidable, mira por dónde, comencé a ver un efecto sonoro similar al de  "A la Gloria" que refleja la escena en que Cristo muere y al tercer día, resucita. Pues esta obra no es más que una "descripción gloriosa del viaje que realizamos al dejar este mundo y entrar en las alturas junto a nuestros seres queridos".  

Espero que sea entendida por y para lo que ha sido construida, y desde aquí quiero agradecer a los hermanos que han confiado en mí para que esta ofrenda musical, acompañe siempre a su Señor Nazareno y a la hermandad por publicar esta noticia y hacerlo oficial. La "Agrupación Musical Virgen de los Reyes" está inmersa en la interpretación de la misma y en breve podréis escucharla. Espero que sea de vuestro agrado. 

Os dejo la descripción de la Obra.

Hasta Pronto.

Descripción de la obra:


Óyense los sonidos de un alma caminando en la oscuridad. Camina hacia un lugar luminoso y divino, rumbo a una puerta donde espera el remanso eterno.


Como si hubiera llegado a la cima de una montaña, se adivinan unos sones victoriosos, que cierran el motivo con tres golpes de llamada.


En espera de que esa puerta sea o no abierta, a modo de examen de conciencia, este alma analiza su vida, su bien y su mal,  entre la duda del paradero que Dios le guarda.


Concluye el motivo de forma romántica y agradable. Principio de una vida de reencuentro con sus seres queridos. Un paradero maravilloso donde los sueños son cumplidos y la emoción nunca termina.


Finalmente y en fortísimo vuelven a oírse las  trompetas anunciadoras del tránsito vivido, del camino hacia la gloria, el que nos lleva a Las Puertas del Cielo.


Sirva esta descripción como un paralelismo de la escena del Señor Nazareno cuando sale por su puerta para demostrarle al pueblo el origen de lo divino.



El compositor.

Entradas populares