La Triana de Canarias




La suerte que uno tiene cuando se aleja de su tierra es que sin más y cuando menos te lo esperas, te sorprende. Algo así como... "Si Mahoma no va a la montaña, la montaña va a Mahoma" y eso ha sido lo que me ha pasado mientras desconectar un poco en las Islas Canarias.

Desgraciada y últimamente no paso por Triana, y... como por arte de magia Triana, aparece ante mí. Pero hay más, su catedral y plaza es la misma que la del viejo arrabal sevillano, la de Santa Ana.



Y es que, aunque no sean idénticas se respira en ambas un aire singular. Triana es marinera por su río y esta Triana es también marinera porque la rodea el Atlántico a la vera del puerto y de San Telmo, vecino éste en ambos lugares.

Catedral de Gran Canarias con el nombre de Santa Ana. 
Todo un regalo o paradoja que me he llevado, porque Triana no sólo es un puente y aparte, Triana es grande porque su grandeza y alegría esta repartida por todo el mundo.



Azulejo del Ayto. Canario en agradecimiento a el hermanamiento entre ambas localidades unidas por el barrio de Triana.

Entradas populares